Tés & Infusiones

Té Ceylán O.P. Aroma, Sabor Y Salud

El té Ceylán O.P. es uno de los mejores tés negro que existen; se caracteriza por su inconfundible sabor y aroma que llega fácilmente a notas de frutas y madera que le proporcionan su fortaleza, fusionándose con un toque de dulce natural del mismo té que lo trae consigo.

De hojas alargadas y a la vez enrolladas, el té Ceylán O.P. es originario de Sri Lanka, lo que le da ese vigor y frondosidad al alcanzar en su zona de cultivo más de 1200 metros de altura sobre el nivel del mar, lo que le brinda cierta lentitud en el momento de crecimiento ganando ese aroma y sabor que se impregna en cada sorbo al degustarlo.

Este reconocido tipo de té, catalogado dentro del tipo Orange Pekoe (OP), está cuidadosamente cultivado desde las plantaciones de Battalgalla o Pettiagalla, posicionándose como el rey de los tés negro.

De acuerdo a su historia, data de a mediados del siglo XIX, por pura sustitución en concordancia a su fortaleza y resistencia al clima. El café había sufrido una gigantesca bajada, por culpa de un parásito que arrasaba su producción, y es allí donde el té Ceylán O.P. gana lugar como una planta que se adaptaba perfectamente a las condiciones adversas a las que no resistió el café. Desde entonces, es el principal cultivo de estas regiones donde le han colocado especial atención en la manera de cultivarlo.

Dentro de su contenido, es un té con un alto índice de teína, lo que es muy buscado por ser estimulante, siendo absorbido por nuestro organismo de una manera gradual, y al tener similitud con las catequinas, por lo que es un buen aliado para eliminar grasa corporal.

Su excelencia es indiscutible y su valor es inimitable, por estar más oxidado que sus pares el té verde, té blanco o el oolong, y a diferencia de ellos, retiene por mucho más tiempo el sabor, inclusive alargándose por varios años. Su larga fermentación, le proporciona su perfume y agradable color por ser secados naturalmente al sol.

Este té negro tiene un sabor marcado sin ser extremadamente fuerte, y se caracteriza por sus notas de maderapasas y frutas que le confieren gran cuerpo.

Si recurrimos a sus beneficios, el té Ceylán O.P., mantiene un liderazgo algo reservado pero conciso. Todos los tés aportan polifenoles (ésteres de ácido gálico de glucosa y otros azúcares), pero es este té negro, lo aporta medidas inferiores. Sin embargo, es muy rico en minerales como el magnesio, hierro, fosforo, potasio, cromo, calcio, entre otros.

La fácil preparación del té Ceylán O.P., radica en calentar agua evitando su punto de ebullición y dejar reposar por lo menos entre 4 a 5 minutos, para dejar también en breve reposo al té. Tomarlo con o sin leche por la mañana, o cuando mejor nos apetezca, siempre va a estar dotado de una serie de beneficios que estaremos absorbiendo.

Es sin duda, un antioxidante que pueden actuar eficazmente como protectores contra radicales libres. Por otro lado, nos brinda propiedades diuréticas ayudándonos con la efectiva eliminación de líquidos en nuestro organismo.

Su reconforamiento está señalado por su baja caloría y como estimulante reacciona gracias a sus sustancias activas que prevalecen especialmente sobre el sistema nervioso central.

Este extraordinario té Ceylán O.P. mejora sin esfuerzo la capacidad de dilatación y contracción de los vasos sanguíneos, reduciendo de manera óptima el riesgo de ataques cardiacos.

Sin duda, el té Ceylán O.P. logra colocarse como uno de los tés que abraza la excelencia atendiendo a sus significativas características que los clasifican como uno de los mejores del mundo.

 

Un saludo,

El imán de tu nevera

Deja un comentario