Tés & Infusiones

Té Negro Ahumado Lapsang Souchong. China, En Tu Manos

El Té Lapsang Souchong habla por sí solo. Proveniente de Zheng Shan, en la provincia de Fujian de China. Es un té con una técnica cultural muy rica en su elaboración un tanto detallada, que implica hojas cultivadas entre los 3500 y 5000 metros de altura, para luego ahumarlas.

Conocido como Variedad Ahumada o Fukienés en chino, es una especie ligada biológicamente al té de Wuyi Bohea, té que mantiene características muy valiosas en cuanto a estas bebidas se refiere.

El Té Lapsang Souchong comprende una coloración oscura, buscando una combinación de tonos rojizos y ámbar, contiene un aroma muy cautivador por estar en esencia impregnado de un olor ahumado, manteniéndose como un té que no resulta agresivo en su característico gusto.

Para disfrutarlo, se recomienda degustarlo con leche, aunque por tradición, se puede conservar todas sus propiedades si lo tomamos puro con agua. Hay quienes lo disfrutan como acompañante de comidas saladas y por sobre todo con diversos tipos de quesos. Es cuestión de gustos y creatividad.

Su tradición en el tiempo, se remonta en la época de la dinastía Qing. Las fuerzas armadas interrumpieron abruptamente la producción y por supuesto, el proceso de secado. Es después de este incidente donde empezó la rápida producción y el secado encima del fuego alimentado con madera de pino.

Igualmente que los otros tés negros, el Té Lapsang Souchong nos brinda una serie de propiedades que saltan a la palestra por ser un té muy especial. Su contenido de teaflavinas y tearubiginas, lo enaltecen como astringente, dándole mayor ímpetu a su fuerte característica en el sabor como té negro que es. Es tanta su concentración de teína, que la infusión la podemos ver de un color rojizo o naranja muy oscuro.

Teniendo en cuenta sus valores, también nos brinda una saludable bebida que se inclina más como estimulante, lo que se convierte en un excelente aliado para el estómago siempre y cuando se tome con moderación.

Es imprescindible degustar este té en horas de la mañana o justamente después de la comida, para aprovechar al máximo sus contenidos benéficos que aporta a nuestro organismo; la presencia de teína lo hace uno de los tés negros con mayor relevancia en aportes de minerales.

Para su preparación, es recomendable llevar a infusión una cucharadita de Té Lapsang Souchong, que en proporción estaría entre 2 gr a 4 gr, pero con el cuidado de no dejarlo hervir, ya que en este punto, perderíamos gran partes de sus virtudes. Luego de esto, se deja en reposo tapado por unos 5-6 minutos, y ya está listo para ser degustado.

El Té Lapsang Souchong es sencillamente una bebida que se deja consentir por sí sola, perfecta para los amantes de los sabores aumados e intensos.

Un saludo,

El imán de tu nevera

Deja un comentario