Cafés

El Increíble Café De Costa Rica

Con la peculiar elegancia que lo caracteriza ante el mundo, aunado a su intenso aroma y sabor y preferido por su sencillez para llegar a un café tostado y molido minuciosamente, la marca Café Richards coloca en su peldaño de honor al inmejorable Café de Costa Rica.

Café, ante todo, de prominente calidad, competitivo por naturaleza y catado por los más exigentes paladares. Este café de Costa Rica ha logrado, gracias al propio esfuerzo de tantos caficultores, regalarnos para degustar lo mejor en su producto, y esto no es precisamente por pura coincidencia, veamos por qué.

Gran parte de esta aceptación se debe a su practicidad, ya que vienen contentivos en cajas con dosificaciones de 25 unidades en filtros totalmente biodegradables y con el peso tradicional de 7 gramos por taza.

Se sabe que las primeras semillas que arribaron a este país eran oriundas de las Antillas; desde ese momento, empezó a cautivar tanto a productores como a los costarricense en general, pues ya contaban con un producto que al transcurrir los años, los representarían fielmente ante el mundo cafetalero.

En ese didáctico ensayo y error que tuvieron que sortear los productores de café, es donde se logró un producto con características organolépticas específicas encerrando un aroma fino y agradable que se fusionan con un sabor arábico, disolviéndose en una tradición que han cuidado celosamente en este café.

Los Pods Costa Rica se impregnan entonces de sus más resaltantes zonas altamente productoras de café, reconociéndose los Valles Centrales y Occidentales vinculando al mismo tiempo otras de igual importancia pasando desde Turrialba, Orosi, Tres Ríos, hasta Guanacaste.

No es fácil contener tantas características en un solo envase; su secreto mejor guardado se puede derivar en su método bien cuidado y pulcro cuando se recolecta, pues la pulpa recién cosechada se despulpa el mismo día, pasando por un extraordinario proceso de clasificación, secado y molienda.

He aquí el resultado: un café en Pods Costa Rica bien plantado en las manos de sabedores del tema cafetalero, la conquista de este café es sencillamente esplendido.

Buscar excusas para no degustarlo no es una opción, sentarse plácidamente teniendo en nuestras manos una taza de café proveniente de un Café Costarricense, será una experiencia perdurable y cautivante.

Un saludo,

El imán de tu nevera

Deja un comentario